lunes, 9 de octubre de 2017

Depredación de los vestigios del Palacio Inca de Manco Capac

Los cusqueños en la actualidad nos presumimos de grandes protectores y férreos defensores en contra del apetito de los capitales foráneos en contra de nuestro pasado histórico o mas bien de cualquier vestigio de la época Inca, vivimos atrapados en un melancólico recuerdo de los tiempos idos que no volverán pero aveces nos olvidamos de algunos vicios que continuaron en plena época republicana y más aún hace apenas poco más de medio siglo atrás.

Lo que quizás pocos saben es que hace apenas algunas décadas atrás Saqsayhuaman era usada como cantera para las construcciones de la ciudad, e incluso algunos sitios arqueológicos eran dinamitados para obtener piedras, muchas familias cusqueñas acudían al ahora parque arqueológico de Saqsayhuaman para llevarse piedras para hacer morteros y batanes de piedra para la gastronomía local o más bien doméstica.

Hoy toca hablar de la depredación de los vestigios arqueológicos del palacio Inca más antiguo del Cusco, nada menos que el Palacio de Qolqampata que era el Palacio del Primer Inca soberano y fundador del imperio Manco Capac.




Grabado de San Cristobal
(Todos los créditos a sus autores)

En esta imagen se puede apreciar el Templo de San Cristobal y a su derecha el Palacio de Qolqampata o más bien lo que quedó tras la conquista española, se aprecia claramente en un segundo nivel superior al que existe en la actualidad donde están las hornacinas de doble jamba tan conocidas, muros enormes de gran factura, un pequeño fragmento de dichos muros puede apreciarse todavía habiendo quedado dentro de un Hotel que ha adquirido la propiedad.

postal antigua del Cusco
(Todos los créditos a sus autores)

En esta postal ya de mediados del siglo pasado se aprecia a espaldas del templo de San Cristobal los terrenos donde construiría su mansión el acaudalado inmigrante Italiano L'omellini, hoy conocido como la Quinta L'omellini, realmente es una verdadera tragedia el tener conocimiento de lo poco que valoraban nuestras autoridades nuestro patrimonio por aquel entonces, a decir verdad fue recién tras el título otorgado por la UNESCO, de patrimonio cultural de la humanidad que se le empezó a dar valor y a tratar de preservar lo poco que quedó de la antigua capital imperial de Tawantinsuyo.

Exitieron proyectos en los años 60's para realizar la construcción de hoteles de 10 pisos y 7 pisos respectivamente en Qolqampata y en la casa Concha donde ahora está el museo de las piezas de Machu Picchu devueltas por la Universidad de Yale, que felizmente no se llevaron a cabo ya que hubieran implicado la destrucción de nuestro patrimonio, intentos de modernidad a los que sucumbieron otras ciudades como Lima, que poseía uno de los centros históricos mas extensos en su calidad de capital del Virreinato español en Sudamerica, fueron arrasadas iglesias y casonas en pos de la modernidad para hacer avenidas, edificios como los de la Av. Tacna y Abancay, hoy abandonados, viejos, vetustos y horrorosos, una verdadera pena y una lección que jamás debemos nunca olvidar.

Realmente terrible constatar como fueron destruidos los vestigios de este antiguo recinto quedando apenas las murallas de la plazoleta de San Cristobal únicamente, otros tiempos quizás pero que triste ver todo lo que se ha ido perdiendo en estos últimos años.

sábado, 5 de agosto de 2017

Daños del terremoto de 1950




Dos fotografías del archivo Veramendi muestran los estragos causados por el terremoto de 1950 que destruyó la ciudad del Cusco, en estas se aprecia el proceso de reconstrucción del techo del templo.

Todos los créditos a su autor.

lunes, 3 de julio de 2017

La vista privilegiada del Cusco desde San Cristobal


No es casualidad el estratégico emplazamiento que escogiera Manco Capac para construir su palacio como fundador de la ciudad del Cusco y como primer soberano Inca, situado en las faldas del cerro Moqo muy cerca a Saqsayhuaman y dominando el valle del Cusco fue construido este templo español sobre los vestigios del antiguo palacio Inca.

De fácil acceso desde la plaza de armas de la ciudad subiendo por la cuesta de Suecia para luego tomar la cuesta de Sikitakana se llega a la explanada del templo de San Cristobal de camino al complejo arqueológico de Saqsayhuaman desde donde se tiene una de las vistas más privilegiadas de la ciudad, se puede apreciar todo el centro histórico del Cusco y también la parte moderna y si es temporada de invernal y no hay lluvias podrán apreciar el nevado Ausangate el  más alto del departamento del Cusco cuya altura es de 6384 msnm.








viernes, 30 de junio de 2017

El gran mecenas del Cusco Manuel de Mollinedo y Angulo

Uno de los más grandes mecenas del Cusco, Manuel de Mollinedo y Angulo natural de Burgos España fue nombrado Obispo del Cuzco, llegó a Lima Perú el año de 1672. Tomó posesión de la sede en 1673 y la gobernó por 25 años y 10 meses, dotó a la catedral de coro y retablos tallados, óleos, imágenes y joyas que hasta hoy constituyen su riqueza, mandó construir los templos de San Pedro y La Almudena antiguos Hospital de Naturlaes y el Convento de los Belemnitas respectivamente. Logró además que el antiguo seminario de San Antonio Abad fuera elevado a la categoría de Universidad en el año de 1692.

Que duda cabe que no se ha conocida más grande mecenas de la época virreinal en el Cusco especialmente en cuanto a arte religioso se refiere. Se dice que logró movilizar el fervor de las élites criollas, caciques e indígenas para darle una renovada magnificencia al culto religioso. Durante su episcopado no menos de 50 iglesias fueron edificadas desde sus cimientos a lo largo de la vasta diócesis lo que otorgó a las escuelas artísticas del Cusco una importante área de irradiación por todo el Sur andino.

Mollinedo poseía una importante colección  de pintura, que trajo consigo el tomar posesión de la silla episcopal, su pinacoteca comprendía obras de El Greco Juan Carreño de Miranda, Sebastián Herrera Barnuevo y Eugenio Caxes, entre otros de la corte española.todo ello sirvió de estímulo a los artistas cusqueños, quienes no se contentaron con simplemente imitar sino que crearon sus propias obras dando a América y el mundo las obras de la Escuela Cusqueña.

A los pies de la imagen de la Virgen de la Almudena en el templo del mismo nombre el mismo que fuera reedificado con dinero de su propio pecunio después del terremoto de 1650, está el corazón del Obispo de Mollinedo quien era devoto de esta Virgen. La imagen fue tallada por Tuyro Tupac artista cantero, tallador y arquitecto indígena.



Escudo de Manuel de Mollinedo y Angulo presente en el templo de San Cristobal del Cusco



Algunos detalles del templo


Detalles de la torre del campanario y la puerta principal


Detalle del acceso principal del templo


Detalle de uno de los aldabones con la cabeza de un cerdo


Otro detalle de la portada del templo que representa a un demonio


Detalle de la cúpula de la torre de San Critobal

Vistas del templo de San Cristobal del Cusco



Vestigios del antiguo Palacio de Manco Capac

Foto referencial de Internet
(Todos los créditos a sus autores)

Manco Capac primer mandatario Inca
Fuente Wikipedia

Manco Capac el primer soberano y fundador del Imperio Inca y de la ciudad del Cusco construyó su palacio en las faldas del cerro donde hoy se encuentra el Santuario de Saqsayhuaman, es poco lo que ha quedado de aquel antiguo Palacio pero subsiste todavía un muro de casi 90 metros que está en la plazoleta de San Cristobal al lado del templo de la parroquia del mismo nombre.





imágenes del Palacio Inca de Qolqampata tomadas por Max Uhle 1896-1905




Imagen del interior del templo de San Cristobal

Todos los créditos a sus autores

Iglesia de San Cristobal

La torre Actual de San Cristobal fue construida en función de la munificencia del Obispo Mollinedo y Angulo entre 1673 y 1678 de cal y canto por el artista pintor y alarife Diego Quispe Tito, el mismo que ha dejado algunos lienzos pintados en la iglesia, la torre de la Iglesia es de piedra, pero el cuerpo mismo de esta es de adobe y el techo en la época colonial era de paja, el imafronte es de piedra hasta cierta altura y está dirigido sobre la plaza. Interiormente existe una capilla a San José.

Las imágenes principales en bulto corresponden a San Cristobal y a San Antonio dos de los personajes eternos del Cospus Christi.


Foto de Max Uhle 1895-1906


Fuente: Cusco Esplendor de la Arquitectura Virreinal, arquitecto Inti Barreto



Historia de la Parroquia de San Cristobal

La antigua ciudad del Qosqo desde el Auwcaipata hastsa Saqsayhuaman fue una sucesión hermosa de terrazas y paramentos de andenes. Entre ambos sitios se disponía el barrio incaíco de Qollqampata o Colcampata, en el cual destaca un gran palacio, del cula aún se pueden ver vestigios. Como era norma, por delante del palacio existió  y existe una gran plaza.

Al llegar los españoles iniciarían una intensa labor catequizadora, siendo Paullu Inca, hermano de Manco Inca e hijo del gran Huayna Capac, uno de los primeros indígenas cristianos en el Cusco. Paullo Inca luchó del lado español demostrando gran fidelidad, por lo que los españoles le entregaron en propiedad el palacio Inca de Qollcampata.

Hacia 1534 llegó al Cusco el comisionado Cristobal Vaca de Castro quién confirmó en sus posesiones a Paullo Inca, por lo que este en agradecimiento lo nombró padrino para su bautizo. De este modo el noble Inca pasó a llamarse Cristobal Paullo Inca.


Cristobal Vaca de Castro
Fuente: Internet Wikipedia


Cristobal Paullo Inca
Fuente: Internet Wikipedia


Obedeciendo a la idiosincrasia española, Cristobal Paullu Inca mandó edificar una ermita (Capilla en despoblado) sobre la plaza de Qollqampata. Zona poblada densamente por indios. Y como era costumbre y en honor a su padrino, la capilla pasó a llamarse San Cristobal.

Cuando don Andrés Hurtado de Mendoza quinto Virrey del Perú, dispuso la creación de parroquias en el Cusco, la capilla de San Cristobal se elevó en iglesia de la Parroquia de San Cristobal.

Los restos de Paullo Inca están enterrados en el subsuelo del prebitero de la iglesia.

Fuente: Cusco esplendor de la arquitectura Virreinal Arq. Inti Barreto